Palacio de Versalles de la extravagancia al misterio

El Palacio de Versalles es un monumento que no requiere mucha presentación. Patrimonio de la humanidad declarado por  la UNESCO, uno de los más visitados del mundo y parte fundamental de la historia francesa.

Su construcción fue iniciada por Luis XIII aunque es Luis XIV quien le da la apoteósica estructura que podemos apreciar actualmente.

Utilizado como residencia real y punto culminante de la revolución francesa, este lugar guarda mucha historia para contar. A destacar las habitaciones reales, el salón de los espejos y claro está los jardines reales.

Como llegar al Palacio de Versalles

Una alternativa práctica aunque no es necesaria puede ser tomar un tour de un día, el problema es que tendrás los tiempos muy ajustados para disfrutar de la visita.

Si vas por tu cuenta la mejor alternativa es el RER o tren regional la línea C en dirección a Versalles y bajar en la última estación que es Versailles Rive Gauche.

Horarios y precios de entrada al Palacio de Versalles

El Palacio de Versalles abre sus puertas de martes a domingo de 9h a 18h30 de abril a octubre y de 9h a 17h30 de noviembre a marzo.

Los jardines se encuentran abiertos todos los días de 8h a 10h30 de abril a octubre y de 8h a 18h de noviembre a marzo.

Las entradas varían según el área a visitar  pues hay varias zonas y existen actividades que tienen costos particulares:

Palacio de Versalles adulto 18€ (audioguía incluida), menores de 18 y ciudadanos de la UE entre 18 y 25 años gratuito. El primer domingo de noviembre a marzo entrada gratuita. Entrada gratuita con Paris Museum Pass.

Existen otros tipos de entradas denominadas PASSEPORT que tienen un costo de  20€  y comprenden El Palacio de Versalles (audioguía incluida), la zona de Trianon, las exposiciones temporales, los jardines y parque,  y la galería de las carrozas.

En el caso existan espectáculos de las grandes aguas y jardines musicales el costo es de 27€.

Existe un PASSEPORT de 2 días que cuesta 25€ y 30€ respectivamente a las atracciones anteriores.

Te aconsejo comprar las entradas por Internet en la página oficial del Palacio de Versalles con anticipación. Evitarás las colas. ENTRADAS

Mi experiencia

Partimos muy temprano en la mañana, sabíamos que cuanto más temprano mejor para llegar entre los primeros. Después de un trayecto de casi una hora estábamos en la estación de Versalles.

De la puerta de la Estación caminamos hacia la derecha dos cuadras y luego hacia la izquierda y ahí estaba al final de una gran avenida un poco a lo lejos pero reconocible el Palacio de Versalles.

Cuando llegamos a la puerta, la cola era inmensa, pregunté para asegurarme que no era la cola para las entradas pues teníamos boletos comprados por Internet, pero no, era la cola para la revisión del ingreso.

Ya en el interior el viaje a la historia cobra vida. Algunos de los espacios no son precisamente algo que me sorprendiera o emocionara, sobre todo las habitaciones o salas de juego.

Sin embargo hay espacios impresionantes, salones con un decorado abrumador y un detalle que vale la pena hacer el recorrido por el interior.

La Galería de los espejos

Creada por Luis XIV para deslumbrar a los visitantes, cumple a cabalidad su función. Un largo pasillo de 73 metros barrocos de largo por 10 de ancho, con 17 ventanas a un extremo y 357 espejos al otro lado de la sala del piso al techo.

Este espacio fue en su momento una obra de arte en sí misma, pues los invitados podían  verse reflejados en cuerpo entero en la época y por todo el salón. Tomemos en cuenta que para el siglo XV contar con espejos era un lujo que pocos se podían dar.

Los Jardines de Versalles

Al final de la visita al Palacio se puede pasar a visitar los jardines. Si solo pudiera venir a pasear por ellos, sería suficiente el viaje.

Es tan grande que tomaría mucho tiempo poder visitarlo completamente contemplando todos los secretos y lugares que alberga.

Entre los puntos que llamaron mi atención destacaría la Gruta de Tetis, en donde se puede apreciar a Apolo rodeado de ninfas; el Estanque de Apolo, representando al Dios sol Apolo saliendo de las aguas con su carruaje . Hay muchos más sin embargo que deben descubrir en su visita.

Tuvimos que pagar adicionalmente porque esa tarde los jardines musicales estaban funcionando. Si cuentas con buen clima y tiempo para disfrutarlos recomiendo que los aprovechen.

Retornamos caminando a la estación del tren y emprendimos el retorno a París.

Mis anotaciones

Si gustas de los espacios naturales, te aconsejaría que inicies tu visita por los jardines y luego ingresar al Palacio pues el tiempo que requieren es mucho mayor.

Los restaurantes dentro del mismo Versalles tienen una propuesta gastronómica accesible y de muy buena calidad, les aconsejo probar algunos de los deliciosos platillos mientras contemplan la belleza del Palacio de Versalles por la ventana.

Dicen que el Palacio de Versalles es el segundo lugar más visitado por los turistas que van a Francia y probablemente así sea, pero es tan grande que siempre tendrás espacio para estar al menos un momento a solas en los laberintos de los jardines.

Disfruta tu viaje

nave central del Palacio de Versalles
Nave central del Palacio de Versalles
Habitaciones del Rey Palacio de Versalles
Habitaciones del Rey Palacio de Versalles
Galería de los Espejos Palacio de Versalles
Galería de los Espejos Palacio de Versalles
Galería de los Espejos Palacio de Versalles
Galería de los Espejos Palacio de Versalles
Ingreso a Tres piletas Palacio de Versalles
Ingreso a Tres piletas Palacio de Versalles
Gruta de Apolo Palacio de Versalles
Gruta de Apolo Palacio de Versalles
Pileta Palacio de Versalles
Pileta Palacio de Versalles
Estanque de Latona y el gran canal
Estanque de Latona y el gran canal
Tagged , , , , , , ,