Nápoles camino a la locura y como disfrutarlo

No se si Nápoles es una ciudad a medio construir o a medio destruir, no me ha pasado con otras ciudades como me pasa con ésta que termina siendo tan extrañamente familiar.

Desde el ingreso se respiran decisiones, las elevadas autopistas te presentan un panorama en tres dimensiones que requiere de un tiempo para adaptarse. Las entradas, curvas y salidas finalmente terminar por marearme y no se si estoy entrando o saliendo de la ciudad.

Una vez seguro que estamos en el buen camino decidimos cruzar directo al puerto, el tiempo para visitar la ciudad es corto y sin embargo queremos aprovecharlo.

Formas de movilizarse

Para movilizarte cuentas con el metro, La Napolitana, que tiene dos líneas (amarilla y azul), nada complicado y muchos tramos no son subterráneos lo que te permitirá contemplar la ciudad mientras vas por el camino.

En cuanto a buses la ANM que es quién controla su servicio, cuenta con una flota aunque no muy moderna, suficiente para cubrir la mayor parte de la ciudad. La mayoría de las rutas tiene su punto de partida la Plaza Garibaldi.

Para descender de la Ciudad que se encuentra enquistada en las colinas hacia la costa, la mejor opción son los Funiculares, en total cuatro para poder utilizarlos dependiendo de la zona en la que te encuentres. Central, Montesanto, Chiaia y Mergellina.

Existen los Trenes que ingresan a la ciudad provenientes de Roma y los regionales que unen Nápoles con Pompeya o Herculano. No esperen el mejor transporte local, es más una necesidad práctica para movilizarte.

El Auto, si fuiste tan aventurero que decidiste conducir por tu propia cuenta, tendrás que asumir el reto de una ciudad congestionada, compleja y desesperante. Pocos espacios para estacionar y mucha paciencia. No lo recomiendo.

El mito de la inseguridad

La ciudad se ha ganado una fama de insegura y peligrosa, muchas personas reportan experiencias desagradables y casi terroríficas de robos, malas cuentas en los servicios de los restaurantes, suciedad y debo decir que todo es posible pero no al mismo tiempo, no a la misma persona y no en el mismo lugar. Al menos eso espero.

Es insegura probablemente como muchas ciudades que he visitado incluyendo la Capital de mi país, Lima. Sin embargo si te concentras en el centro histórico y te movilizas por las zonas urbanas conocidas, evitando callejuelas solas y poco iluminadas, no deberías tener mayores inconvenientes.

Hay que estar atento y vigilante, evitar la exageración por mostrar que eres turista (y eso como se hace) y concentrarte en saber con seguridad a donde vas y cómo.

Uno de los lugares donde más puedes encontrar potenciales carteristas es en las cercanías a la zona de embarque del puerto en dirección a la Isla de Capri.

Que conocer en Nápoles

Si estas cerca al puerto deberías iniciar tu recorrido con una visita al Castillo del Huevo (Castello dell’Ovo) y al Castillo Nuevo (Castello Maschio Angioino); luego dirigirte a la Plaza del Plebiscito donde podrás admirar el Palacio Real, El Teatro San Carlos y La Galería Umberto, todos muy cerca uno de otro. Si el tiempo te lo permite te aconsejaría conocer el Castillo San Elmo.

Dos características propias de Nápoles son la superstición y la comida. A lo largo de la vía Toledo podrás descubrir los comercios y restaurantes más pintorescos de la ciudad y conocer de cerca la cultura que envuelve en creencias y santos a los pobladores.

No hay más tiempo debemos continuar camino a Herculano para almorzar, no puedo aconsejarles por hospedaje pues no pasé la noche en la ciudad, sin embargo pienso que como experiencia, un día me ha sido suficiente.

Mis anotaciones

La mejor forma de conocer la ciudad si no cuentas con mucho tiempo es a pie. Si bien Nápoles es grande, el centro histórico no lo es tanto y es en esta zona donde se concentran la mayor cantidad de monumentos y puntos de interés reconocidos.

Dicen que las pizzas de Nápoles son de las mejores, dejo a tu paladar que decida, sin embargo aconsejo probarlas, no creo que tenga pierde.

El tráfico es como en Roma pero peor, espero la idea se entienda. En buen latino, caótico, presta mucha atención para cruzar. El mejor consejo, identifica a un napolitano y cruza cuando él o ella lo haga.

Cuidado con tus comentarios, la gente es muy propensa a sentirse ofendida, sobre todo por el tema de la suciedad (falta de limpieza).

A mi gusto es una ciudad para un día, se que muchos no estarán de acuerdo conmigo pero hay para todos los gustos.

Disfruten su viaje.

Malecon de Nápoles
Costa Oeste Nápoles
Ciudad de Nápoles
Costa Este
Casco Antiguo Nápoles
Plaza Victoria Nápoles
Vista en transporte Nápoles
Vía Partenope Nápoles
Malecón Napoles
Malecón camino al Castillo del Huevo Nápoles
Tagged , , , , , ,