Lo vivido, lo aprendido, lo ganado 2017

Lo vivido, lo aprendido, lo ganado 2017, mi recuento del año para ustedes. Para quienes no tuvieron la oportunidad de leer el anterior les dejo el del 2016.

Probablemente el 2017 me dejó algunos de los paisajes más impresionantes que había visto en todos mis viajes. Si tomo en cuenta que no he viajado tanto, podría sin embargo dejar en mis tops 5 a Portugal que me dejó gratamente sorprendido.

Estación de Metro Rossio
Estación de Metro Rossio Lisboa

Lo vivido

Orlando

Recibimos el año descubriendo Orlando, probablemente estábamos tan curiosos de descubrir esta ciudad que el tiempo nos quedó corto.

El Centro espacial Kennedy fue un pendiente de infancia que cubrió mis expectativas, mi infancia se cultivó en un espíritu de aventura y contemplación de estrellas fue una experiencia que marcó un antes y un después.

Los parques de diversiones de Disney de los que siempre escuché hablar de niño y adolescente fueron también destinos que cumplieron su rol de motivadores y estimuladores de alegría. Quienes piensen que son actividades para niños, se están perdiendo la diversión.

Nuestras visitas no fueron largas y aunque visitamos 1 parque por día, sentimos que nos faltó tiempo. El primer Parque fue Animal Kingdom,  prometido volver por las experiencias y la comida, la mejor de todos los parques.

El segundo fue Epcot, no tan futurista como en su momento de creación, te permite creer que hubiera sido ideal encontrar un mundo así. Probablemente no volvería pero vale la pena conocerlo.

El tercero fue Disney Hollywood Studios, donde debo reconocer me quedé sorprendido con las emociones y los buenos momentos que pasamos ahí. Obligado el retorno sin lugar a dudas.

El cuarto Parque que visitamos fue Magic Kingdom y probablemente el más infantil y fantasioso, pero necesario para comprender la magia de Disney. El peór de los parques para comer, colas interminables y comida terrible.

Nuestra aventura en Orlando no podría terminar sin visitar los Estudios Universal y su actual experiencia en los dos parques unidos por el expreso de Hogwarts. Las colas interminables para vivir las experiencias de Harry Potter, valen la pena sin dudarlo.

Universal Studios Orlando Florida
Universal Studios Orlando Florida

Rhode Island

New Port es un pueblo que se encuentra en el condado de Rhode Island y tiene una de los contenidos históricos más interesantes de la época dorada de Estados Unidos.

En esta oportunidad terminamos de conocer algunas de las mansiones que nos quedaron pendientes despúes de The Breakers, como la Mansión de Mármol, La Mansión The Elms, el Chateau sur Mer, la Hunter House y por su puesto pasear por Rosecliff.

NewPort Road Island
NewPort Road Island

Portugal

Hasta ahora uno de los mejores viajes que hemos realizado. Durante 10 días cruzamos de sur a norte el país, descubriendo las maravillas que puede ofrecer y nos quedamos cortos pues hay mucho más.

La ciudad de Lisboa nos permitió conocer El Castillo de San Jorge, El Elevador de Santa Justa, La Plaza de comercio, descubrir el Fado como legado de su música tradicional, El Oceanário, y algunos otros recovecos maravillosos de la ciudad.

A solo 30 minutos de Lisboa se encuentra la ciudad de Belen, de la cual bastaría con decir pasteles, pero tiene mucho más.

No pueden dejar de ver el Monasterio de los Jeronimos, la Torre de Belem y el Monumento a los conquistadores.

Rumbo al norte descubrimos la ciudad que se lleva los laureles. Sintra es a mi gusto mi ciudad del 2017. Su camiña viva en verde intenso, matizada con viviendas coloridas, delicadas con ciertos toques de grandeza que resaltan.

Aquí descubrimos El Palacio Real, El Palacio da Pena, La Quinta da Regaleira, El Castillo de los Moros, El Palacio de Moserrate y las Playas de Cascais.

La ruta al norte continuó y realizamos una parada obligada en Batalha donde descubrimos un monasterio que nos robó el aire. Monumentos así hay por todo el país y no hay forma de verlos todos en tan corto tiempo.

Finalmente terminamos nuestra aventura en Porto. La ciudad de los sabores intensos de gastronomía y alcohol. Estuvimos paseando por sus calles y conocimos la famosa librería Lello, inspiración para Harry Potter, El Palacio de Cristal y tomamos fotos desde el puente Don Luis I.

Hotel Tivoli Sintra
Hotel Tivoli Sintra

Lima

A pesar que podría ser una visita rutinaria a la familia, viajar a Lima siempre resulta una experiencia de viaje nueva. Cada vez que retorno descubro nuevos lugares, nuevas alternativas para hacer y conocer sobre el patrimonio histórico y por su puesto nuevos lugares para almorzar.

Visitando a la familia
Visitando a la familia

Maine

Repitiendo con gusto volvimos de aventura a Bar Harbor, para acampar en el Parque Nacional de Acadia. Un lugar que podría repetir numerosas veces pues siempre inspira a la relajación. Sus playas, bosques y  paisajes son inmejorables y la comida una maravilla.

Bar Harbor
Pati y yo camino a Bar Harbor

Washington

Descubriendo la capital de Estados Unidos a pesar del corto tiempo que estuvimos, tuvimos la oportunidad de conocer el Museo Memorial del Holocausto, El Monumento a Lincoln, El Obelisco, la Casa Blanca, el Capitolio, el Museo Nacional de Historia Natural, el Jardín Botánico, el barrio Chino y finalmente el barrio de Georgetown.

Paseando por Washington
Paseando por Washington

Paris

Una nueva visita a Paris, para llevar a mi madre a descubrir lo maravillosa que es ésta ciudad. Tuvimos oportunidad de comparar nuestra experiencia del Moulin Rouge con la propuesta innovadora del Lido, descubrimos algo más que el Palacio de Versalles, visitando el Gran y pequeño Trianón y los dominios de María Antonieta.

Nos escabullimos por las colinas de MontMartre para descubrir su pasado bohemio y encontrar lugares que quedarán en el recuerdo de mi madre.

Salón de baile Opera de Garnier
Salón de baile Opera de Garnier

Toronto y Ottawa

Cerré mis aventuras con dos viajes cortos a  Toronto y Ottawa donde aprovechando la oportunidad de mis agendas de trabajo pude descubrir algunos detalles dignos de ser contados.

Lo Aprendido

Como han podido apreciar, fue un año intenso, un 2017 que me regaló momentos intensos y que me permitió descubrir más de lo cercano y lejano, que me dio la oportunidad de redescubrir algunos lugares ya conocidos y disfrutarlos nuevamente.

Las personas que voy conociendo en el camino, refuerzan mis ganas de seguir descubriendo el mundo, de querer aventurarme y saber más de sus costumbres, sus comidas, sus historias.

Comprendo más y juzgo menos, me doy cuenta con mayor facilidad que los lugares hermosos están por todo el mundo y solo falta visitarlos y disfrutarlos, en algunos casos antes que desaparezcan.

Veo con preocupación que el ser humano destruye lo bello porque no sabe comprenderlo, apreciarlo o adaptarse y busca forzar la naturaleza para mantener su confort.

No hay límites para disfrutar un lugar, si se sabe respetar y cuidar. Somos nosotros los que podemos hacer que la historia pueda seguir contando sus relatos visuales a las nuevas generaciones.

Este año he aprendido en cierto modo a saber cuando viajar, en qué momento es mejor tomar la maleta para disfrutar plenamente un lugar, aunque estoy convencido de que aún voy a equivocarme.

Lo Ganado

Siento que voy ganando habilidades para seleccionar los buenos vuelos, las mejores opciones de hospedaje y los tiempos justos para disfrutar mejor del viaje.

He ganado y aunque no es algo de lo que me enorgullezca, debo decirlo como una debilidad, PESO, si mucho peso por estar comiendo tanto de todo y por todos lados. Tengo un compromiso para dejarlo ir sin tristezas en los próximos meses.

He ganado símbolos de mis recuerdos que están plasmados en los pines que colecciono. Alguna vez escuché a un sociólogo decir que el ser humano requiere de símbolos físicos que faciliten o hagan tangible algunos elementos abstractos que van formando parte de nuestra persona.

Es así que los cristianos por ejemplo utilizan la cruz y otros símbolos para expresar su fe, o los militares que dan galardones o medallas a sus héroes para representar sus esfuerzos y sacrificios en batalla. En mi caso mis pines me ayudan a recordar por aquellos lugares que voy pasando.

Sigan viajando, sigan disfrutando de nuestro planeta y sus bellezas, no deje de descubrir, aprendan a compartir y dejen hagan que las oportunidades sean reales, no esperen a que les lleguen.

Les deseo un excelente 2018 pleno de viajes y aventuras.

Buscando destinos nuevos
Buscando destinos nuevos

Disfruten su viaje.

Tagged , , , , , , ,