Halifax Nueva Escocia ¿por qué visitarlo?

Un lugar que reúne tragedias y esperanzas y siempre tiene un ambiente agradable donde reposar, es la cuidad de Halifax en la Provincia de Nueva Escocia en Canadá.

Si te interesa la historia de Titanic y quieres conocer una parte importante de ella, si amas los faros a orillas del mar y quieres descubrirlos, si gustas de la historia de un pueblo y la forma como ingresaban sus inmigrantes al país que hoy es su hogar. Esta visita es tuya.

Como llegar

En 12h30 por tierra o 1h20 en avión desde Montreal, se puede llegar a la capital de la Provincia de Nueva Escocia, el centro neurálgico del comercio de las provincias Atlánticas, la ciudad de Halifax.

Si vienes del extranjero te recomiendo llegar a Toronto o Montréal y de ahí tomar un vuelo de bajo costo, hay diversas aerolíneas, solo tienes que comparar precios: Air Canada, WestJet, Sunwing Airlines, Porter, Air Transat son las principales.

Halifax

El aroma del puerto, es indiscutiblemente un aviso de frutos frescos del mar, ciudad con desarrollo moderado, cuidando su estilo armónico en una arquitectura con aires libres. Sus pintorescos buses turísticos y sus enormes puentes para ir de una orilla a la otra de la Cuenca Benford, solo nos dejan con las ganas de mudarnos para vivir.

No solo es la belleza del puerto, también las historias de esta ciudad, que nos llenan de emoción.

Pier 21 es prueba ello, el emblemático puerto que encarna la puerta de ingreso de migrantes y refugiados de todas partes del mundo, es mudo testigo de momentos inolvidables. Puerto comercial, turístico y estratégico, ha visto barcos de guerra, cruceros, y navíos de las más grandes compañías navieras descansar en zona de embarque.

En la entrada de Pier 21, una placa nos recibe contando su historia. Puerta de entrada de más de un millón de inmigrantes que llegaron a Canadá, va narrando la importancia de Halifax y Nueva Escocia en lo que para muchos es hoy nuestro hogar.

El Titanic, también tiene una relación estrecha con el pueblo, museos y cementerios van narrando a pasos la trágica historia que muchos conocemos, nos hace reflexionar, nos conmueve, vemos de cerca un momento de la historia.

La embarcación sucumbió a pocos kilómetros de la Costa canadiense de Halifax y fue del ahí de donde partieron los rescatistas  para tratar de ayudar. En sus orillas fueron varando muchas pertenencias, piezas y recuerdos de los viajeros que hoy se conservan como herencia.

Otras atracciones

Peggy’s Cove, en la costa atlántica es sin duda un punto de visita obligada, el famoso faro nos da la bienvenida mientras las inmensas rocas lo protegen de los oleajes.

Cerca a las costas de Peggy´s se produciría en 1998 un accidente fatal en la noche del 2 de setiembre cuando el vuelo 111 de Swissair procedente de New York y con destino Ginebra fallara por un incendio producido al interior de la nave que terminó en una tragedia. Un monumento conmemorativo del evento se encuentra en el lugar al que llegan los visitantes a depositar sus ofrendas.

El faro, es uno de los más fotografiados y utilizados en las postales de Canadá. Sentarse en las rocas y sentir su protección, su guía, tiene cierto misticismo el espacio del faro que pacifica la bravura del mar.

Si bien es el faro más conocido y famoso de Canadá, Halifax cuenta con muchos otros a lo largo de su costa para también disfrutar de buenas fotos.

Las Mareasson un atractivo propio pues son las más altas del mundo, en sus acantilados, uno puede apreciar un espectáculo natural sin “abuela” como dirían algunos amigos mexicanos.

La gastronomía, es particular, tiene su propio estilo y predominan como es de esperarse los frutos del mar, sobre todo los platos de langostas y cangrejos de nieve. hay muchos lugares para comer aunque el puerto tiene la particularidad de aportar el paisaje y el ambiente adecuados.

Mis anotaciones.

Me gusta, es una ciudad amplia, las rutas en muy buen estado te permiten transportarte con facilidad desde la ciudad hasta las afueras y disfrutar de mar, campo y cuidad casi al mismo tiempo.

El hospedaje es variado y hay muchas alternativas con buenos precios, nosotros como estábamos en ruta optamos por un hostal cerca del barrio chino y casi al borde del mar.

La comida es muy variada y se siente el sabor, platos sencillos de una gastronomía delicada con mucho sabor a mar.

Hay que darse un tiempo para pasear por los alrededores, se encuentran curiosidades y lugares con muy buenas vistas.

Mi recomendación es mayo o junio como los meses donde mejor se puede apreciar el paisaje, aunque estoy convencido que el otoño también debe ser espectacular (octubre).

Halifax cuenta con uno de los sistemas de transporte público más efectivos y organizados del mundo así que no duden en utilizar sus buses o metros para desplazarse.

Si algo queda claro es que volveré a visitarla.

“No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo,no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Disfruten su viaje.

Restaurant Shaw Halifax
Restaurante Shaw Halifax
Peggys Cove Halifax
Peggy’s Cove y su puerto
Faro Rojo Halifax
El faro rojo de Halifax
Puente Halifax
El puente de la ciudad Halifax
Puerto Pier 21 Halifax
Pier 21 el puerto de entrada
Pier 21 al interior
Afiche de Pier 21
Tagged , , , , , , ,